Telli

Telli nació dando guerra, su madre tuvo que recorrerse 4 hospitales porque no tenían cama en ninguno. El menor de tres hermanos, y el mayor de Elenita, la hermana que llegó 10 años más tarde para organizar el cotarro. Se ha paseado por la vida con la cámara, primero de fotos y luego de vídeo, sus amigos saben que tiene toda su infancia grabada, y que gracias a él, cosas que deberían quedarse en el pasado, siempre salen a la luz. Es más de vimeo que de Youtube, más de hamburguesa que de pincho de tortilla, más de vinilo que de Spotify. Lleva el fútbol en las venas, el auténtico fútbol; el de balones Mikasa y las botas con lengüetas largas y siente un amor natural por la selección Italiana, Gianluigi Buffon siempre será su ídolo. Aún no ha aceptado que es un búho nocturno y lucha contra sí mismo para levantarse antes de que salga el sol e irse a correr. Los buenos días te los dará con un café en la mano.

¿Dónde le verás grabando? En la calle, en el rastro, en pleno centro de Madrid, perdido en algún mercado tradicional donde aún van las señoras mayores a comprar.

Pau

Se hizo esperar tres días más de la cuenta, decidió que quería nacer el 23 de Septiembre, ya presagiaba que sería un poco rebelde y querría llevar las riendas de su vida. Es más de papel que de ipad, de pijama los domingos que de tacones los sábados, más de comida a domicilio que de cocinar en casa y nunca te dirá que no a una noche de sushi. No se perdería nunca un viaje (a dónde sea) con sus amigos de toda la vida, hizo la maleta con 17 años y no la deshará nunca. Sus amigas dicen que tiene “un ramo en el culo” y por eso es la encargada de comprar la lotería cada Navidad. Le gusta el orden en su vida, montañas de cuadernos para escribir cuando se le antoje, comprobar que la puerta de casa está bien cerrada antes de dormir, tachar todas las tareas de la lista antes de meterse en la cama y mandarle un audio a su hermana para estar al día. La fotógrafa de la familia lleva la cámara a todas las reuniones para que no quede ningún recuerdo sin retratar ¿La última? Ha digitalizado todas las cintas de vídeo de su abuelo, y son verdaderas joyas. Está empezando a amar el color pero todos sabemos que ella es más de blanco y negro, porque nunca pasa de moda.